Elegir a tu fotógrafo familiar | Consejos

Me alegra que estéis interesados en leer mi artículo acerca de mis 7 pasos para elegir al fotógrafo adecuado para vuestra familia.

Elegir a tu fotógrafo familiar adecuado puede ser una tarea complicada. Realizando una búsqueda por internet nos saldrán seguramente muchísimas opciones. Sin mencionar los estudios que has visto en la ciudad o las fotos familiares en las que tus amigos fueron etiquetados en redes sociales. Entonces, ¿por dónde comenzar la búsqueda?

En el presente artículo os daré 7 claves para ayudaros a encontrar a vuestro fotógrafo ideal.

Fotos bonitas al atardecer

Para elegir a tu fotógrafo, calidad y experiencia

La calidad debe ser el factor determinante de vuestra selección. No basta con un trato exquisito, con tener un tiempo extra de sesión o por el precio. Lo más importante es que veáis sus fotografías y que realmente os encanten.

Una de las mejores maneras de comprobar la calidad de un fotógrafo es tener un portafolio sólido y una amplia galería para mostrar su trabajo. Todas las fotografías deben tener una cierta consistencia, con tonos, exposición y estilo similares. Pero aún con una apariencia consistente, deberíais ver también variedad de fotografías que cuenten una historia, la de vuestra sesión. Desde tomas más generales ambientando el lugar hasta pequeños detalles y primeros planos. Las imágenes además de inspiradoras deben de mostrar la esencia de las personas protagonistas.

Además de la apariencia general y el estilo, el fotógrafo también ha de demostrar un nivel de experiencia técnica. Una sesión implica casi siempre condiciones cambiantes, tanto de luz como de ambiente general, y un buen fotógrafo tiene que responder rápidamente a esos cambios para que las fotografías tengan una calidad tanto de luz como de composición, y saber captar al mismo tiempo el momento exacto que se quiere captar.

Sugerencia: Una excelente manera de verificar coherencia es pedir ver a un profesional una galería de cliente. Con un vistazo rápido sabréis si cumple vuestras expectativas.

niños en columpios

El estilo y la visión del fotógrafo

Otro tema muy importante es que el fotógrafo tenga un estilo que conecte con vosotros. No es lo mismo una sesión de retratos clásicos en estudio que una sesión documental donde se narra la diversión de un momento de juegos.

Es clave elegir un fotógrafo en base a su portfolio, que muestre las fotografías que quieres tener, si posados más clásicos o fotografías más naturales y espontáneas, si interior o exterior. También es importante que tengan presencia en redes sociales como Instagram, Pinterest o Facebook donde muestren su trabajo y tengan una actividad habitual y periódica.

Si una vez que empiezas la búsqueda has seleccionado algunos profesionales que crees que pueden cuadrar con lo que quieres, contacta con ellos y comprueba si crees que realmente te puede dar lo que buscas.

Consejo: La mayoría de profesionales estarán encantados de charlar con vosotros antes de vuestra decisión. Mientras hablas, ¿cómo te hacen sentir? ¿hay feeling? eso es muy importante también para que luego en una sesión todo fluya de forma más natural.

Decorar con fotos familiares

¿Qué queréis hacer con vuestras fotografías?

A la hora de elegir a tu fotógrafo, tenéis que preguntaros que queréis hacer con vuestras fotografías. Si queréis una galería de imágenes únicamente en formato digital evidentemente tendréis que elegir a un fotógrafo que ofrezca esta opción. Hoy en día lo habitual es que una vez finalizada la sesión el fotógrafo os envíe un enlace a una galería privada desde la cual podréis tanto compartir como descargar vuestras fotografías.

De todas maneras, invertir en una sesión de fotografía y quedarse simplemente con los archivos guardados en un disco o un pendrive no hace homenaje a la importancia que tienen como futuros tesoros que nos permitirán revivir multitud de momentos. Lo ideal a largo plazo es conservar estas fotografías en papel, sin necesidad de ningún soporte (teléfono, TV, ordenador…) para poder visualizarlas. Simplemente cogerlas, tocarlas y verlas sin más. Es por eso que es importante elegir a un fotógrafo que disponga de estas opciones. La impresión de fotografías tanto en pequeño como gran formato para decorar vuestras casas es un punto de valor, y también contar con otros formatos, como álbumes de alta calidad que aguanten el paso del tiempo sin pérdida de color ni calidad.

fotos de niños sonriendo

Entablar una relación a largo plazo

Este es un tema también de vital importancia. Cuando nos planteamos un fotógrafo familiar lo ideal es que al final cree un documento de nuestra vida, y sobre todo de la infancia de nuestros hijos, ya que la niñez es una de las etapas de las que en el futuro se tendrán menos recuerdos.

Escoger a un fotógrafo en el que confíes año tras año para crear este documento tiene unas ventajas inmensas. Para empezar, os conocerán a la perfección, vuestros gustos y posiblemente también vuestros disgustos. Tus hijos y tu pareja se van a sentir cómodos porque ya no somos alguien extraño, sino que llegamos a tener mucha confianza. No hay momentos incómodos y cada interacción genera más confianza y creatividad. Muchas veces os aseguro que los niños están esperando a verme de nuevo, al fotógrafo, y esa emoción se refleja en las imágenes.

Además, a todos nos encanta saber que vamos a obtener de un determinado servicio y sobre todo tener a alguien en quien confiar. Cuando la relación con un fotógrafo se estrecha vas a conocer todo el proceso desde la sesión a la entrega final, de esta manera podréis disfrutar de todo el proceso.

fotos de niños en casa

Flexibilidad y personalización

Ser fotógrafo es una profesión muy creativa. Hay multitud de formas de trabajar, desde un estudio abierto al público con varios empleados a profesionales liberales que trabajan desde casa ofreciendo una máxima flexibilidad. Un punto importante a tener en cuenta es esto último, ¿cuan flexible es un profesional para adaptarse a vuestras necesidades?

En mi caso y lo que me otorga la máxima libertad creativa es trabajar sin unas condiciones específicas, me adapto al máximo a vuestras necesidades realizando sesiones sea en vuestra casa o en exterior, con lluvia o con sol. ¿Os imagináis hacer una sesión fotográfica en vuestra casa mientras hacéis con los niños galletas o un bizcocho?. Esta flexibilidad es un gran beneficio para vosotros comparado con un estudio a pie de calle en el que se está sujeto a horarios y a realizar fotografías en unas condiciones muy concretas y limitadas.

Además, está la personalización. Cuando contactas, sabes que es tu fotógrafo el que conteste, y es él quien realizará siempre la sesión fotográfica. Y esta es una experiencia que se aprecia y con la que no tendréis sorpresas.

fotos familiares en otoño

El precio

Sin duda el precio es otro aspecto a tener en cuenta. Lo primero y más importante es que defináis vuestro presupuesto, y en base a esto poner en una balanza todos los aspectos anteriores y ver si podemos acceder a los servicios que nos ofrecen.

Hay que tener en cuenta que la fotografía es una inversión, y hay muchos y buenos fotógrafos que se adaptan a una gran variedad de presupuestos, y con investigación, paciencia y tal vez alguna referencia podéis encontrar uno que cumpla vuestras expectativas.

Los precios tienen que ser cerrados, sin artificios, tenéis que saber de antemano cual es el valor del servicio que vais a obtener y no llevaros sorpresas. En mi caso tengo las tarifas públicas en mi web, tanto de sesiones fotográficas como de decoración e impresión, es lo más sencillo para vosotros. Entráis, veis el trabajo, veis el coste, y valoráis si encaja en lo que buscáis.

Fotos de niños en el parque

Crea tu propio legado

Por último, me gustaría compartir con vosotros algunas razones por las que creo que es importante realizar una sesión familiar con el que poco a poco crear tu legado de imágenes para el futuro.

Primero, y como experiencia personal, sólo conservo de mis primeros 20 años de vida un álbum que como mucho tendrá 70 u 80 fotografías. Ahora lo pienso y realmente me he perdido muchas etapas de mi vida que apenas recuerdo y que me gustaría rememorar con fotografías… que simplemente no poseo.

También es importante saber que tener fotos familiares enmarcadas y exhibidas en nuestras casas hace que los niños se sientan como si pertenecieran a un núcleo familiar. Ver a nuestros hijos dentro de unos años viendo las fotos familiares ayuda a unir más si cabe la relación familiar.

Los buenos fotógrafos conocen también todos los trucos para sacar lo mejor de los niños de todas las edades, sobre todo se se entabla una relación a largo plazo y se realizan sesiones año tras año. Esto ayuda a que la experiencia que vivan sea más natural, y el día de mañana podrán verse a si mismos, tal como eran.

Y por último, decir que hoy en día todo el mundo tiene miles de fotografías en sus teléfonos inteligentes. Estas fotos son divertidas, y también debería ser nuestra obligación conservarlas (en un artículo futuro hablaré de esto con más detalle). El 99% de estas fotos nunca saldrán del teléfono ni se imprimen, y si se hace será en casa o en un centro comercial donde el nivel de calidad no durará mucho más allá de unos pocos años. Ahí es donde entra el fotógrafo profesional, con fotografías de más calidad que permiten impresiones a tamaños inimaginables, con una calidad artística y creativa, y que además permiten impresiones en papeles especiales que garantizan una permanencia de los colores no durante años, sino vidas enteras.

Espero que os hayan gustado estos consejos y que os sean de utilidad para decidiros a escoger un fotógrafo familiar, el día de mañana lo veréis como una de las mejores decisiones que hayáis podido tomar.

¿En qué te puedo ayudar?